fbpx

Luces LED: beneficios y características

Las luces LED se han convertido en una de las más utilizadas en la actualidad al momento de iluminar diferentes espacios. Esto se debe a las múltiples ventajas que tienen para ofrecernos. Pero antes de adentrarnos en ellas, veamos de qué hablamos cuando nos referimos a este tipo de luminaria. 

Esta fuente de luz está constituída por un material semiconductor que posee dos terminales. Se trata de un diodo de unión p-n que emite luz cuando está activado. Las primeras aparecieron hace casi seis décadas y emitían una luz infrarroja de baja intensidad. En la actualidad, esas LED pioneras se siguen utilizando en transmisores en circuitos de control remoto. 

Ahora bien, ¿por qué se han vuelto tan populares y utilizadas? Repasemos algunas de sus ventajas. 

Ahorro de energía y larga vida útil 

Las bombillas LED se caracterizan, entre otras cosas, por consumir 2,5 veces menos que una de bajo consumo y 8,9 menos que una tradicional incandescente. Esto puede verse directamente reflejado en nuestra factura energética, ya que podría significar un ahorro de hasta el 90%. 

Además, tienen una vida útil que puede alcanzar las 50.000 horas, en contraposición a las 2.000 que resiste una lámpara tradicional. Es decir que si la utilizamos unas 8 horas al día, podría durar hasta 17 años. Esto, claro, también se traduce en un ahorro significativo a la hora de comprar bombillas. 

Protegen el medioambiente 

Las luces LED tienen la ventaja de que no generan luz ultravioleta ni infrarroja, evitando así riesgos en la salud humana, en la flora y en la fauna. Por otro lado, producen una pérdida mínima por calor y, como mencionamos previamente, ahorran una significativa cantidad de energía. Esto último ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono, protegiendo así a nuestro tan maltratado medioambiente. 

¿Un dato más? A diferencia de las bombillas de bajo consumo, no son fabricadas con mercurio y son reciclables en un 99%. Es decir que son completamente ecológicas. 

Garantizan eficiencia y calidad

Además del mencionado ahorro y de sus beneficios para la salud y el ambiente, estas lámparas son garantía de uniformidad lumínica y de reducción de la pérdida de iluminación entre fuentes de luz. Esto significa que con este tipo de bombillas se consigue una mayor eficiencia y se puede optimizar el uso de la luz emitida. 

A su vez, tienen un alto Índice de Reproducción Cromática. ¿Qué quiere decir esto? Que nos permiten visualizar colores más puros, nítidos, intensos y profundos. Al no producir efectos estroboscópicos ni resplandor, ofrecen una luminosidad uniforme sin importar si se trata de espacios abiertos, exteriores o interiores.  

Se regulan y encienden inmediatamente 

En sistemas de iluminación inteligente, que requieren reguladores de intensidad lumínica, son ampliamente superiores a otro tipo de luces. La variación en su intensidad, además, permite ahorrar energía y alargar su vida útil. 

Por otro lado, su encendido y apagado es instantáneo. No es necesario esperar para que alcance su luminosidad completa como sucede con las luces de bajo consumo.

Tienen mayor resistencia térmica y mecánica

En otras palabras, son más fuertes que las bombillas tradicionales y resisten grandes variaciones de vibración y temperatura. 

Además, no emiten calor. Esto, que como ya vimos permite ahorrar energía, es muy útil -y seguro- en el momento de la instalación, el mantenimiento y el uso cotidiano. 

Estas son tan solo algunas de las múltiples ventajas que han incrementado el uso de las luces LED en nuestra vida cotidiana y las han transformado en una de las más requeridas en el mercado de las luminarias. 

Y tú, ¿ya las implementaste para iluminar tus espacios? 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Featured Items
EnglishSpanish
Abrir chat